Por una educación rica en valores

  • por

Flores Aldana, graduada en Magisterio de Educación Primaria, y Elena Alarcón, doctora y licenciada en Psicología, ambas por la Universidad de Málaga, han publicado un libro: «Educar en valores mediante cortos animados en la etapa de Educación Primaria».

Hemos tenido la oportunidad de entrevistarlas para conocer un poco más del proyecto:

  1. ¿Cómo surge la idea de escribir un libro?

F: Este libro nace como resultado de mi Trabajo Final de Grado, dirigido por Elena Alarcón Orozco, con quien he tenido el placer y orgullo de aventurarme en este mundo de las publicaciones y quien me ofreció ir un paso más allá con mi trabajo, por ello le estaré eternamente agradecida.

Actualmente, la Ley de Educación contempla el trabajo de los valores en el aula, pero, desgraciadamente, el tiempo que los docentes dedican a esta enseñanza es mínimo, bien por falta de tiempo o por priorización de otros contenidos. Como indican Usategui y Del Valle: La educación en valores es la “segundona” frente a la primacía del conocimiento y el rendimiento escolar. Por ello nos decantamos por escribir sobre valores, porque consideramos que estos son la esencia de la persona y cuando hablamos de educar en valores nos referimos a formar a nuestro alumnado para que sepan responder ante situaciones que puedan darse en el día a día en el entorno educativo, pero también en el familiar y social. Como docentes le damos valor a la titulación, pero, al final, una titulación no nos define como personas, nos definen nuestros valores, ellos nos dan la esencia como ser humano y es por ello por lo que nos decidimos a escribir sobre valores, con el objetivo de darles el lugar que se merecen en las escuelas.

E: A mí tan solo me queda agradecer a Flores sus palabras, ha sido un placer trabajar con ella.

2. ¿Por qué los cortos de animación? ¿Cómo unís este tipo de contenido audiovisual con la educación infantil y la educación de valores?

F: El tiempo de las sesiones de clase es muy reducido, por ello, uno de los criterios establecidos en la selección de los cortometrajes ha sido la duración de los mismos. La duración es un elemento esencial, justificando así la elección de cortometrajes y no de películas. Además, hemos considerado fundamental que la temática de los cortometrajes fuese de animación, pues para poder llegar a los alumnos tenemos que hacerlo a través de un medio que a ellos les resulte agradable y cercano y en la etapa de primaria el alumnado es un fiel consumidor de animación. Hemos querido hacer del cortometraje de animación una herramienta útil para transmitir los valores y la corta duración de los cortos da lugar a poder desarrollar el completo visionado en el aula, así como el trabajo de valores y contravalores antes y después del visionado, por ejemplo, mediante asamblea.

E: De todas formas, pensamos que este mismo trabajo se podría realizar con las películas o, incluso con los documentales, adaptándolo a la edad del alumno. 

3. ¿Para quién va dirigido el libro?

F: El libro va dirigido a docentes y familias que confíen en la posibilidad de una mejor sociedad y educación. La familia tiene un papel esencial, al fin y al cabo, es en ella donde se establecen los primeros aprendizajes sociales básicos y dentro de estos están los valores. Así pues, la educación se trata de una tarea compartida entre familias y docentes y es por ello por lo que hemos de trabajar unidos.

4. ¿Creéis que la creatividad, las formas de expresión, como en este caso la creación audiovisual, ayuda al crecimiento y madurez de los más pequeños?

F:  Rotundamente sí. La educación debe estar abierta y al servicio de la creatividad, de las distintas formas de expresarnos, de las ideas innovadoras y de la formación integral del alumnado. La creatividad nos hace libres y la libertad nos lleva a descubrir lo mejor de nosotros mismos. Por desgracia, son numerosos los alumnos que tienen miedo, miedo a ser diferente y eso es realmente triste. Nosotros, los docentes, debemos trabajar para evitar que nuestro alumnado tenga esos sentimientos, con el objetivo de que valore la riqueza de la diferencia y aquí también entran en juego los valores, valores como el respeto, y es en este momento cuando me gustaría resaltar la frase de «La diferencia nos enriquece y el respeto nos une»

5. De cara al futuro de la educación, ¿pensáis que la creatividad se va a convertir un factor determinante en el aprendizaje de los niños?

F: Claramente la creatividad es un factor determinante en el aprendizaje del alumnado, nos encontramos ante una sociedad cada vez más cambiante en cuanto al avance tecnológico se refiere, por ello, la educación debe ir de la mano de esos nuevos avances convirtiéndolos en recursos útiles para el aprendizaje en las escuelas. Una escuela que no apuesta por la creatividad es una escuela aburrida, y como escuela aburrida generará alumnos sin intereses. Los docentes tenemos que conseguir convertir las escuelas en el lugar al que vamos por gusto y no por obligación, en el lugar que le da al niño la posibilidad de aprender teniendo en cuenta sus inquietudes. No queremos una escuela de siglos pasados para siglos futuros. Los tiempos cambian y las formas de aprender cambian con el tiempo, por ello nuestro libro ofrece una herramienta cercana al alumnado, como son los cortos animados con los que conseguimos que el alumnado se ponga en el lugar de los distintos personajes, esto le ayuda a comprender distintas vivencias y situaciones en las que pueden encontrarse quizá en el momento actual de sus vidas o quizá en algún momento de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *