Poesía a través de la mirada

  • por

¿Quién dijo eso de que una imagen vale más que mil palabras? Parece que no andaba muy perdido, puesto que puede llegar a tener razón. La poesía visual viene aquí para darnos una vuelta de perspectiva, y a enseñarnos a leer con nuestra mirada. Este tipo de poesía se basa en utilizar los mínimos elementos con la intención de crear un gran impacto en la mente del espectador. Ese efecto lo consigue a través de la búsqueda y el cambio de significado de los elementos que utiliza y del ingenio del artista. 

Obra de Chema Madoz

Este movimiento surge en torno a las conocidas vanguardias, que permitieron el auge de nuevas corrientes artísticas, las cuales no excluyeron a la poesía. Esta venía de forma experimental con fuertes raíces en la Antigua Grecia con sus caligramas. Este género poético, ante todo, es un híbrido de un conjunto de artes (arte plástico, fotografía y formas pictóricas), lo cual lo hace muy visual y atractivo. 

La poesía visual trata de unir el mundo de las letras y el visual. Es experimental y arriesgada, ya que su fin último es el de sorprender al espectador, que este no se quede indiferente. 

Algunos referentes en España son Javier Jaén o Chema Madoz, entre otros. Todos ellos buscan crear obras originales, que cambien el mundo a través de la mirada.

Como cualquier rama artística, la poesía visual no está limitada, y por tanto, no es única. Es decir, cada artista la toma y la hace suya. No obstante, se puede hacer una calificación dependiendo de los elementos que se hayan usado en la obra. Las hay que solo hacen uso de letras, o las que hacen combinaciones con dibujos, pinturas, fotografías e incluso vídeos. Hay un sinfín de formas de crear poesía visual, por eso te invitamos a que experimentes y te dejes llevar por tu mirada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *