“Mi hogar es una caja de mudanzas” – Un paréntesis con Cristina Angélica

Cristina Angélica es una joven poeta de 20 años nacida en Caracas pero criada en Torre del Mar (Málaga). A pesar de su edad, ya ha publicado su libro “Mi hogar es una caja de mudanzas” y ha sido galardonada con el V Premio Poesía Valparaíso y el Premio Ópera Prima de la Crítica Andaluza

Si quieres escuchar la entrevista, la tienes disponible en nuestro último podcast

Primer encuentro con la poesía

Llegado el mes de abril, en el instituto en el que estudiaba Cristina se promovía una actividad que enseñaba sobre la vida y obra de algunos personajes relevantes de la literatura.

“Con 9 años me impactó mucho la obra de Miguel Hernández”

Cristina Angélica

Este primer contacto con la poesía no fue el hizo que Cristina empezara a componer. Esto ocurriría a sus 15 años cuando comenzó a leer poesía y a generar más interés en esta disciplina.

Sus primeros acercamientos a crear textos no fueron directamente con la poesía, sino que le gustaba escribir historias que incluso llegó a presentar a algún concurso.

Esto le sirvió para darse cuenta de que lo que le llamaba la atención no era tanto la narrativa, sino el cómo se podían sentir los personajes que intervenían en ella.

“Podía escribir páginas enteras sobre cómo se sentían los personajes”

Cristina Angélica

Esto le hizo darse cuenta de que quizás había algo más allá de esos relatos.

¿Por dónde empezar?

La poeta recomienda a cualquier persona que quiera iniciarse en este mundo que lo primero que debería hacer es revisar la obra de otros autores para comenzar a tener referencias.

También hay que ser conscientes de que como cualquier cosa que se aprende, al principio hay muchos errores. Hay que borrar y rehacer mucho.

La frustración nos lleva a pensar que deberíamos haber empezado pero forma parte del propio aprendizaje y no ceder ante estos pensamientos es fundamental para mejorar en la poesía (y en cualquier ámbito).

Espejos en los que mirarse

En su primera etapa, más cerca a ese primer contacto con la poesía fue Miguel Hernández quién llamó la atención de Cristina. Paca Aguirre fue quién le tomó en relevo cuando empezó a escribir sus primeros textos.

Otros autores como Manuel Vilas o Luis Martínez Drake fueron otros de sus referentes hasta el punto de que éste último tuvo influencia en su libro.

“Es importante conocer que se está haciendo ahora”

Cristina Angélica

Además, Cristina no solo consume poesía de autores que fueron relevantes años atrás, sino que intenta estar actualizada leyendo a autores que comienzan a escribir. Del mismo modo, disfruta con poetas de más allá de nuestras fronteras.

Un “regalo” de cumpleaños inesperado

Cristina escribió lo que más tarde sería su libro para el V Premio de Poesía Valparaíso, cuyo resultado se comunicó el día antes de su cumpleaños.

Cerca de las once de la noche no había ninguna respuesta, ante esto ella dio por hecho que no sería la ganadora.

Hasta que sonó el teléfono.

Al día siguiente los medios publicaron la noticia de que fue la ganadora con fecha de su cumpleaños.

Esta historia es digna de guion, pero es la realidad de como Cristina tuvo la oportunidad de publicar su libro.

“El proceso de escribirlo fue muy caótico, yo soy así”

Cristina Angélica

El primer poema del libro se esbozó en la cafetería de su facultad y ahí fue de dónde salió la idea: algo con lo que los demás pudieran sentirse identificados también.

Las mudanzas fue el elemento desde el que parte el libro y se comenzó a perfilar que iba a entrar y que no. También ayudó las lecturas que Cristina había hecho recientemente en las que de alguna manera también se trataba la idea que ella quería transmitir.

Durante un curso en Baeza promovido por la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía) en el que Cristina convivió con más poetas fue donde terminó los poemas para el concurso (alguno de hecho el día antes). Sin duda fue uno de los eventos que la impulsó a acabar el libro ya que allí recibió muchas opiniones que sirvieron para sacar conclusiones.

“El libro trata de una búsqueda de a identidad. Cuando te vas de un sitio algo de ti también se queda en ese lugar”

Cristina Angélica

¿Qué hay en de mí en cada lugar? es una pregunta que le sirvió a Cristina para poder desarrollar su libro.

Por circunstancias personales, a pesar de tener nacionalidad española, la poeta no tuvo acceso a un DNI hasta casi los 18 años.

Esto supuso enfrentarse a muchas trabas a la hora de realizar trámites burocráticos cotidianos como por ejemplo para la selectividad. Esto lleva a preguntarse: ¿Quién soy?

A través de esas experiencias el libro narra la búsqueda de esa identidad, de hogar y de la familia.

De todo el libro es difícil para Cristina quedarse con una parte, pero reconoce que la parte en la que habla de cómo jugaba con sus hermanas le transmite mucha ternura.

Poesía en el panorama cultural

Cristina mantiene la idea de que la poesía no es igual de reconocida a nivel cultural que otras disciplinas artísticas. La solución, desde su punto de vista reside en la educación.

“Desde que somos pequeños la poesía es algo que se deja de lado”

Cristina Angélica

Hay un discurso muy extendido en el que se muestra a poeta como un ser superior intelectualmente cuando la realidad es que son personas mucho más cercanas.

Esto unido a que se refuerza el contenido relacionado con las novelas, hace que se inculque de manera indirecta que la poesía no es accesible.

Si te fijas en como se distribuye una librería, no es común que te encuentres con libros de poesía de manera sencilla. Debes tener la intención de encontrarlos.

“Muchos poetas toman contacto con la poesía por bibliotecas personales, nunca de por parte de la educación”

Cristina Angélica

Mayor visibilidad

A nivel de instituciones, el Instituto Cervantes hace una labor de dar visibilidad muy importante y da acceso a una biblioteca muy completa. También la Asociación de críticos y literarios andaluces juegan un papel fundamental para dar a conocer la poesía.

Se debe potenciar la imagen de los poetas pero también hacer hincapié en la figura de la mujer poeta.

Cristina incide en que la mejor forma de que se consuma más poesía es a través de la educación. Un paso clave sería incluir la poesía en los planes de estudio, porque hacer un acto para conmemorar el aniversario de un poeta como un acto aislado carece de sentido si no se ha promovido su figura previamente.

A nivel de eventos hay iniciativas que quizás ensalzan más la poesía escénica como el Poetry Slam en el que Cristina participó. También es posible disfrutar de la poesía en los micros abiertos.

“La poesía no solo está en los libros”

Cristina Angélica

Fuera de los libros es posible conocer la historia de artistas y experiencias diferentes.

¿Dónde encontrar a Cristina?

Puedes encontrar a Cristina en Twitter y en Instagram para conocer más de ella y de su obra.

Recuerda que puedes escuchar esta entrevista en nuestro podcast en Spotify