Málaga y sus ángeles

  • por

Fotografía Fotografierende (Pexels)

En estas fechas cercanas a las celebraciones navideñas se dispara la solidaridad, la empatía y la necesidad de acallar la voz de la conciencia por los errores cometidos durante el año comprando un paquete de legumbres para los más desfavorecidos. Al menos así es para muchos. Pero hay unos seres que durante todo el año son esa luz para la Málaga más pobre: Los Ángeles de la Noche. 

 Esta asociación benéfica lleva 13 años siendo el sustento de aquellos para los que la pobreza es el pan de cada día. Desde 2007 han realizado su labor social en la Plaza de Santo Domingo, en la que consiguen alimentar aproximadamente a 2.000 personas a diario lo que, entre desayuno, almuerzo y cena, supone un total cercano a 1 millón de comidas anuales. Dieron un paso más en 2015 y pusieron en marcha el comedor social más grande de Málaga. 

 Las alas de los voluntarios han arropado la ciudad durante el confinamiento, aunque su actividad tuvo que detenerse forzosamente durante el confinamiento durante unas semanas. La pandemia y los problemas económicos que ha traído consigo ha hecho que haya aumentado la demanda de estos comedores y alimentos por parte de un sector que nunca había tenido que recurrir a ellos, por lo que actualmente se ven saturados, como otras muchas ONG, y han tenido que reinventarse para atender también en el aspecto sanitario proveyendo de mascarillas y gel hidroalcohólico a las personas que acuden a ellos.

 Si quieres, puedes ponerte una aureola como la de ellos metiéndote en su página web y colaborando, siendo socio protector, donante de alimentos, voluntario, o incluso participando en la Lotería Solidaria. 

La campaña de Navidad de este año será de forma telemática mediante donaciones monetarias a la cuenta bancaria que proporciona la entidad. Así que, si te sientas más solidario, empático, quieres acallar la voz de tu conciencia o decides empezar a ser uno de estos seres alados malagueños, este es el momento.