Entrevista a Santiago Zambrana y Maxi Galván

Entrevista  a Santiago Zambrana y Maxi Galván

Acabamos este año sentándonos a conversar con Santiago Zambrana (22) diseñador de moda gaditano ganador de Málaga Crea 2020 y Maxi Galván (29) maquillador y estilista para marcas de relevancia internacional, ambos formados en diversas instituciones de Málaga, sobre la importancia de las colaboraciones y la actualidad del mundo de la moda.

Habitualmente colaboráis en proyectos diversos ¿Creéis que es importante favorecer la colaboración entre profesionales?

 

S: Sí, por supuesto. Sobretodo es importante dar oportunidades a la gente que está empezando porque una buena colaboración te puede abrir muchísimas puertas. Todo lo que he conseguido a día de hoy ha sido gracias a las colaboraciones, pero también hay que saber hacerlas, hay que saber pedirlas,…hay que tener profesionalidad.

 

M: Las colaboraciones en este mundo es casi que lo más importante porque al final, a lo que te llevan es a conocer a gente que va a trabajar bien, que te van a apoyar en tu trabajo… pero siempre buscando gente que te ayuden y que te aporten en tu trabajo, que estén a tu mismo nivel y que pueda ser al final, algo recíproco.

 

S: Y a raíz de las colaboraciones, a lo largo del tiempo acabas haciendo amigos. Ya no son conocidos, son amigos, y con esos amigos al ser profesionales del mundo de la moda se acaba creando una red de amigos/profesionales que es súper útil para cualquiera, porque a todo el mundo siempre le va a venir bien tu ayuda o a ti te va a venir bien la de ellos. Creo que sobre todo para los estudiantes o para gente que está empezando, hablando con mucha educación y mucho respeto hoy en día le puedes mandar un mensaje a prácticamente cualquier persona, el no ya lo tienes y así salen cosas muy chulas.

 

 

¿Qué criterios seguís para aceptar una colaboración?

S: Creo que lo primero es importante diferenciar dos cosas, una cosa es un trabajo de editorial, en el que todos cobran o ninguno cobra pero ninguno va a salir más beneficiado que otro pues si ese trabajo se publica es la misma repercusión para todo el mundo. Y otra cosa es un ecommerce o un trabajo de tienda online, por ejemplo. Para mí, este segundo tiene que ser siempre un trabajo pagado pues hay alguien que se va a lucrar de forma directa, por respeto a todo ese equipo, dentro del presupuesto del que se disponga, ese trabajo tiene que ser remunerado. Respecto a los criterios que yo utilizo para las colaboraciones, para mí es súper importante que el primer contacto se haga desde el respeto, que te presentes y expliques un poco en qué va a consistir el trabajo, porque hay mucha gente que te escribe y te dice “hola, me gusta tu ropa, ¿me la dejas?”, explícame quién eres, qué quieres hacer con mi ropa, para qué va a servir ese trabajo… porque si no, te voy a decir que no. Suele ser muy útil que ese equipo tenga un pdf común, un moodboard o algo que se pueda enseñar y que al verlo te hagan sentir la necesidad de que tú necesitas esa colaboración, así es como lo hago yo también….para mí eso es principal, a partir de ahí ya se puede hablar.

 

M: En mi mundo más que nada, que me agrade la estética, que me guste el trabajo de todos..para mí a día de hoy, lo más importante para aceptar una colaboración es que el trabajo de mis compañeros me guste. Si me habla un fotógrafo y me dice “voy a hacer esto y con esta modelo, ¿maquillas?” A mí la modelo me tiene que gustar, si la modelo no es de mi estilo yo voy a intentar o cambiar la modelo o decir que no, y si el fotógrafo no es de mi estilo, directamente también diría que no, porque al final yo ya tengo un estilo muy marcado. Para una colaboración yo tengo que sacar rédito y para eso la imagen tiene que ser acorde a mi estilo, todo el equipo tiene que estar trabajando en el mismo mood.

¿Qué buscáis en un compañero a la hora de hacer una colaboración?

 

S: Que sea profesional, para empezar, con eso no me refiero a los años de experiencia que tenga, sino a la madurez y a la actitud que lleves con tu trabajo. Para una colaboración todos hacemos nuestra parte del trabajo, entonces todos tenemos que tener un cierto compromiso con los demás.

 

M: Exacto, puedes ser autodidacta y ser súper profesional, es algo que va en la actitud.

 

¿Creéis que es importante trabajar casi siempre con el mismo equipo, o por el contrario pensáis que es mejor ir trabajando con gente nueva en cada proyecto?

 

S: No es importante, es fácil. Cuando trabajas siempre con el mismo equipo puedes caer sin darte cuenta en una zona de confort de la que es complicado salir y que a la larga te perjudica. Es importante tener variantes de todo, porque te da pie a probar cosas y a aprender de otros profesionales.

 

M: Trabajar con el mismo equipo es mucho más fácil porque ya existe cierta complicidad, ya sabes como trabaja cada uno y cuáles son vuestros puntos fuertes y vuestros puntos débiles y lo más importante, sabes como comunicarte como equipo, eso hace que el día y el trabajo sea más eficaz. Pero también es muy importante ir cambiando, al final es lo que hablábamos antes, también significa conocer a más gente y agrandar tu círculo.

 

Muchos sectores se han dado cuenta de la importancia que tienen las redes en esta crisis sanitaria de la covid-19 ¿Cómo creéis que el sector de la moda ha respondido? ¿Creéis que era un sector más preparado que otros para esta transición digital que se está produciendo?

 

S: Sí, yo creo que en las redes, sobre todo las redes visuales como
instagram o TikTok…es todo moda. Una moda u otra moda, pero todo el mundo quiere seguir ese camino. A mí no me ha supuesto ningún gran cambio porque la moda ya estaba muy hecha en las redes sociales, es su medio natural en la actualidad.

 

M: Quizás la diferencia que he notado yo es que a la hora de trabajar, en vez de hacer las reuniones presenciales las hacemos por ordenador, pero al final también es verdad que la mayoría de veces nuestros equipos son muy reducidos, de cinco personas o seis como mucho, entonces las limitaciones de aforo no es algo que llegue a afectarnos.

 

¿Creéis que el contenido audiovisual inédito como el que han presentado Dior o Moschino este año, acabará sustituyendo a las pasarelas de moda tradicionales?

S: A mi parecer, en este sentido, el covid le ha hecho un favor al mundo de la moda porque ha hecho que las firmas se hayan explotado las cabezas para presentar las colecciones de manera diferente y que la gente las siguiera. Han florecido ideas muy buenas. Espero que no las sustituyan, pero no lo sé…al fin y al cabo una pasarela además del show es negocio, quién va, quién no va, eso es negocio. Seguramente las firmas acaben haciendo unas pasarelas más exclusivas o hagan versiones diferentes, unas más exclusivas y otras más mainstream.

M: Quizás no sustituirlas pero sin duda van a ser un añadido más.

¿Qué importancia creéis que tiene instagram en la actualidad en vuestro trabajo?

S: Yo he crecido ya prácticamente en el boom de instagram tanto a nivel personal como profesional, desde que entré en la carrera nos han hecho ser muy conscientes de que tenemos que generar contenido de redes sociales porque te pueden abrir muchísimas puertas, es muy importante.

M: Ha sido una evolución muy grande, antes nosotros trabajábamos con portfolios digitales o portfolios en papel, y te lo currabas, lo movías tú y lo enviabas tú. Ahora instagram es el portfolio en sí, aunque utilicemos otras plataformas para hacer la parte más profesional, publicas todo lo que haces y los clientes lo ven, hay muchos trabajos que salen de eso. Estoy seguro de que muchas empresas con las que he trabajado no me habrían conocido si no fuese por instagram.

¿Cómo definiríais vuestro estilo?

S: A mi me gusta verme como un diseñador que refleja la historia de la moda que ya ha pasado pero que no busca recrearla, sino reinventarla. En todos mis procesos de diseño siempre recurro a la historia de la moda, en especial a los siglos XVII y XVIII porque son épocas que me encantan pero no intento recrearlas ni recordarlas, sino utilizar elementos de diseño de esas épocas y con eso construir diseños del presente. No me gusta utilizar el adjetivo clásico porque siento que tiene una connotación que no es la que yo le doy. En la historia también hay vanguardia.

M: Yo llevo ya bastantes años trabajando dentro del sector, lo que me ha permitido ir marcando mi estilo gracias a todos los compañeros con los que he podido ir trabajando. Es un estilo muy natural, muy fresco, con trazadas muy limpias y suaves.

 

Fotografía Juanchy García Estudio, modelo Carmen Fernández, MUAH Maxi Galván, estilismos Andrea Rodríguez, asistente de fotografía Gabry Cano, agradecimientos Mia Bruns y Anantara Villla Padierna Palace
Fotografía Elvira Álvarez, modelo Michelle Cittadini, MUAH Maxi Galván, estilista Lena Tenevska. Editorial para Scorpio Jin Magazine

¿Qué cosas creéis que se están haciendo bien en el sector de la moda en Málaga? ¿Qué cosas creéis que se podrían mejorar?

M: Creo que de hace un par de años a aquí se ha avanzado mucho, creo que lo que no se está haciendo muy bien es el tema de las
colaboraciones, hay gente que lo de pagar por un trabajo, un fotógrafo o una modelo para un trabajo de una página web aún no lo comprende, no se valora el equipo creativo que está detrás de una sesión de fotos.

S: Yo opino lo mismo pero creo que es algo que está pasando en el nivel profesional de la ciudad, sin embargo a nivel estudiante o a nivel de persona que empieza, Málaga tiene muchas oportunidades de colaboraciones que otras ciudades de Andalucía no tienen, se mueve mucha moda en Málaga.

M: Siempre hablamos de Madrid y Barcelona como moda, pero en la actualidad yo hablaría de Madrid, Barcelona y Málaga. Málaga está despuntando mucho.

S: Yo creo que se podría mejorar en darles más oportunidades a gente joven en cosas más oficiales, no sólo en concursos… creo que parece que en Málaga coexisten dos mundos de la moda, el más
joven,conceptual, underground.. y el más oficial que quizás se está
quedando un poco atrás.

 

¿Qué pensáis que significa ser creativo en el S.XXI en especial en el momento que estamos viviendo y cómo lo aplicáis en vuestro trabajo?

S: Tener picardía al hacer las cosas yo creo y saber buscarte la vida. Creo que a veces ser creativo se confunde con ser super innovador y en esta vida todo está ya inventado. Para mí una persona creativa en cualquier aspecto de la moda es aquella en la que puedo ver los referentes de su trabajo pero sigo viendo que es su trabajo, no algo copiado de otras personas. Ahí está el truco, saber tener tu identidad y a la vez saber entender las influencias y las referencias que has tenido.

M: Pero al igual que todo está inventado no tienes por qué copiar algo y decir que estás creando algo nuevo porque la gente se da cuenta. Te puedes inspirar en muchas cosas, en muchos personajes y en muchas corrientes artísticas… pero hasta un punto. La línea entre inspiración y copia es muy fina. También es muy importante no quedarte en lo que te ha salido bien una vez, no recrearte toda tu vida en eso, sino ir moviéndote e ir buscando tu sitio para poder desarrollar un gusto y una forma de trabajar propios.

¿Creéis que está bien definida la frontera del plagio?

S: Para mí que la persona que plagia no lo sabe reconocer, ahí es unplagio. Porque si yo veo una prenda o un concepto que yo digo “me viene genial para transmitir la idea que yo tengo” y la cojo, le hago algunos ajustes y la incluyo, pero lo hago hablando desde la referencia, no lo considero un plagio. Lo primero que cualquier creativo hace hoy en día antes de hacer un trabajo es meterte en Pinterest. Al final lo que plasmas es lo que tienes en la cabeza e indirectamente hay cosas que acabas copiando. Las segundas pieles que he introducido en la colección son una referencia al trabajo de Richard Quinn, yo le he dado mi toque con el tejido que he utilizado, ¿por qué no lo voy a aprovechar? Lo que no voy a decir es que lo he inventado yo.


Santi, para presentar tu último trabajo TCHOTCKE, habéis creado un fashion film en el que Maxi también colabora. ¿Creéis que tiene importancia el presentar un buen fashion film en la actualidad?

S: Desde mi perspectiva de diseñador nobel que está presentando una nueva colección es algo primordial, en el momento en el que yo me encuentro es como el sustituto de una pasarela verdaderamente. Es la única forma que yo tengo de mostrar al público, no sólo al público de calle sino al sector (estilistas, showrooms, fotógrafos…) mis prendas en movimiento, cómo se mueven…, cómo fluyen… es primordial. En este fashion film el equipo que tuvimos lo es todo. Andrea (@andrearodriguezstylist/ estilista), Juanchi (@juanchygarciaestudio/fotógrafo) Gabri (@gabryfotos/fotógrafo), Pola (@_jpola/videógrafo)… y por supuesto Carmen (@Carmenfernanndez/modelo). Todos se involucraron muchísimo en el proyecto desde el primer momento, cuando todos van a una y disfrutan del proyecto se nota mucho.

M: Primordial también es tener un buen director de arte, un buen videógrafo,… que trabajen y que entiendan tu trabajo. En este caso todos lo entendieron a la perfección y han conseguido captar la esencia de maravilla.

Continuando con tu carrera, ¿Qué ha supuesto para ti como diseñador ganar el premio Málaga Crea de este año?

S: Pues lo primero supuso muchísima alegría porque prácticamente hacía un año que había presentado esa colección ( BLOM, 2019) y fue como cerrar un círculo. Había sido una colección que había tenido bastante repercusión en publicaciones y fue como la guinda del pastel. Además yo soy un poco inseguro para mi trabajo y fue como “joder, se ve que lo que me dice la gente no es mentira”. No me ha cambiado la vida de la noche a la mañana, pero sí que es verdad que gracias al premio he podido abrir mi propia página web y mi propia tienda online, que es un paso muy importante, pero sobre todo supuso satisfacción personal. No me esperaba ganar, yo tenía la impresión de que algo me podía llevar porque al final es una colección muy trabajada, pero esperaba una mención o como mucho un segundo premio…era el primer año que me presentaba y es muy extraño que te den un primer premio a la primera. Cuando dieron el segundo premio y vimos que no éramos nosotros fue como “bueno, no pasa nada, lo hemos pasado genial y hemos conseguido llegar hasta aquí” y entonces dijeron mi nombre. De nuevo creo que el premio también se lo debo a las personas que colaboraron en el proyecto, Maxi estuvo maquillando y buscando a todas las modelos, Amanda y María de peluquería, Pola estuvo haciendo fotos, Juanchi y Gabri también… fue un día maravilloso.

¿Qué os hizo pensar que era el momento de lanzar la nueva web y la colección?

S: Han sido todo muchas casualidades. Blom fueron todos trabajos de clase, no tenía intención ninguna de que llegara a lo que llegó. Cuando tuve que pensar en el trabajo de fin de estudios después del trabajo que me había conllevado la primera colección no tenía pensado hacer algo de tanta envergadura. Pero vi que la primera había funcionado muy bien y pensé que tenía que volver a darlo todo, así llegó TCHOTCHKE. La idea de lanzar la web surgió a partir del Málaga Crea, pensé que el universo había puesto ese incentivo (el premio es dinero en metálico) y pensé que la mejor opción para invertirlo era relanzar la página web de forma oficial, la tienda online y empezar a mover un poco el negocio.


¿Cuáles creéis que son los valores que necesitan tener cabida dentro del mundo de la moda en el momento actual?

S: Si estás empezando en el mundo de la moda o en cualquier ámbito laboral creo que es la humildad. Hay que ser muy consciente de la manera en la que nos comportamos y nos comunicamos con la gente. En el mundo de la moda florecen los egos en todos los ámbitos y creo que es muy importante saber tener los pies en la tierra.

M: El respeto, a la profesión y a los compañeros, sobre todo a los compañeros porque son los que hacen que tu trabajo se eleve.

S: Y sobre todo ponerle amor a lo que haces, el mundo de la moda y cualquier ámbito artístico son mundos laboralmente muy complicados y lo tienes que sentir de verdad, sentir que esa es tu vida y que no te la imaginas de otra forma. Y entonces ir a por todas. Las cosas hechas con cariño y con amor se notan.

M: Y por dinero no, ni por que se lleve.

S: Creo que estamos ante un cambio, antes dentro de la moda se llevaba mucho la figura del creador casi como un Dios, y ahora nos encontramos ante un panorama mucho más humilde, con diseñadores que recalcan mucho la importancia de tener un buen equipo detrás, que los sacan en los desfiles…el trabajo no lo hace una sola persona.

Aunque te defines como un diseñador de mujer, podemos ver que algunos de tus diseños han formado parte de editoriales que apuestan por el Gender Fluid. ¿Creéis que es la dirección que tarde o temprano acabará tomando todo el mundo de la moda y el maquillaje?

S: Me encantaría pero creo que de momento no. La sociedad no está preparada aún para aceptar que el género es una construcción social y que podemos vivir sin género y vivir bien y que no hay que cuestionar la identidad que nadie siente como propia. También es cierto que yo no diseño ropa para hombre, aunque más bien diría que no diseño ropa para lo que nosotros tenemos conceptualizado que es un hombre. Diseño prendas basadas en medidas de mujer porque la mayoría de mis modelos son mujeres, pero en ningún momento lo hago por su género en sí… creo que queda mucho camino por andar.

M: Creo que en el mundo del maquillaje si que estamos más cerca de ese punto. Al final, socialmente está mejor aceptado que un hombre se haga un eyeliner a que salga con un vestido a la calle.

Ahora, una pregunta para Maxi. ¿Cuál crees que es la importancia del maquillaje y el estilismo dentro de todo esto? ¿Crees que no se le da la relevancia que verdaderamente tiene?

M: Creo que es algo que consigue aunarlo todo, sin un buen maquillaje o un buen estilismo que cuenten una historia, el global se queda pobre. Hay que saber interpretar lo que se quiere mostrar y lo que se quiere contar y me parece que acaba siendo algo fundamental. Depende de quien seas y con quien trabajes, creo que de nuevo va mucho con lo profesional que seas y lo que valores el trabajo de tus compañeros.Por suerte, en mi caso me he sentido la mayoría de veces muy valorado.

A día de hoy, ¿creéis que se puede vivir de la creación?

M: Cuesta pero sí, se puede vivir de la creación propia.

S: No es fácil pero no solo en el ámbito de la moda, todo aquello que requiera emprender no es fácil, y te puede ir muy bien o te puede ir muy mal. También hay que entender que que te vaya mal no quiere decir que tú seas malo en lo que haces, simplemente puede que no sea el momento o el sitio correcto, pero no puedes dejar que eso te eche para atrás, si no lo intentas… para mí lo peor que hay en la vida es el arrepentimiento, porque eso es algo que cargas para siempre.

Para terminar, ¿Qué es lo que más os gusta de vuestros respectivos trabajos?

M: A mí lo que más me gusta es poder experimentar la creatividad propia, ser uno mismo, poder estar seguro de tu trabajo y al fin y al cabo el círculo que creas gracia a tu trabajo, de amigos y profesionales que están a tu alrededor. El poder ver tus trabajos en diversas publicaciones también es algo que me hace sentir que estoy haciendo las cosas bien, que voy por el buen camino.

S: Para mí lo mejor es la satisfacción interna cuando ves el trabajo final y ves que ha salido bien y que le gusta a la gente, el proceso es super estresante, pero merece la pena cuando piensas “todo esto lo he hecho yo”.

¿Dónde os gustaría veros a nivel profesional?

S: A mí me gustaría verme en un taller de alta costura como jefe de taller. Por encima de todo a mí lo que me gusta es lo manual, el patronaje y la confección, sobre todo la confección, todo lo que es a mano, los detalles, los acabados…es lo que más me gusta. Las prácticas las hice en el taller de Juan Vidal, no pude disfrutarlas mucho porque llegó la pandemia pero fue un mes maravilloso porque se tocaban tejidos que yo no había visto
nunca, vestidos bordados a mano…yo me veía ahí completamente. Con la marca, me gustaría verme en el camino de la alta costura pero también tengo la idea de sacar colecciones prêt-á-couture, que es como un híbrido entre la alta costura y la ropa prêt-á-porter, con prendas más asequibles pero con tejido y confección de mucha calidad, enfocadas a una venta más al público.

M: A mí me encantaría ser la parte creativa de una marca grande de maquillaje a nivel nacional y también pues poder llegar a ser un referente en el mundo creativo más contemporáneo del maquillaje, dentro de las editoriales, y seguir trabajando mucho y no parar. No me veo creando una marca propia porque prefiero que valoren mi trabajo creativo a nivel maquillador, no director.

¿Pensáis que el crecer profesionalmente os ha hecho crecer
personalmente?

S: Yo creo que más bien al revés, creo que mi trabajo refleja que por dentro voy madurando. Pero al fin y al cabo, sí, el trabajo de cualquier persona artística es un reflejo de su yo, es su forma de expresarse. Por suerte la mayoría de personas que se dedican a esto suelen ser personas muy abiertas de mente y rodearte de gente así siempre te hace crecer.

M: Yo por suerte creo que hace tiempo que conseguí quitarme el
síndrome del impostor y de estar seguro de lo que hago. Al fin y al cabo tu trabajo es la representación de tí mismo. Creo que el hecho de ir un poco más arriesgado que mis amigos que no se dediquen a esto es ese punto que me da la moda de haber podido experimentar antes con otras personas, probar cosas que me llamaban la atención y poco a poco ir adaptándolo a mi día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *